"Y lo exhorto a que sea una persona muy trabajadora para el evangelio y que eche el cimiento de disciplinas en su vida que soportarán el peso de la responsabilidad que el Señor ha de poner sobre usted."
— George O. Wood, superintendente general